5 lugares para hacer montañismo en Santiago

lugares para hacer montañismo en santiago

Galicia tiene en mi opinión el paisaje más hermoso de España. Vivimos en una región que tiene costas y playas increibles. Pero son sus paisajes de interior lo que sin duda llama la atención al viajero. Por ello, a continuación te propongo 5 lugares para hacer montañismo en Santiago

5 Lugares para hacer montañismo en Santiago

Monte Pedroso

Este monte se alza directamente al noroeste del casco antiguo, e incluso es visible desde la central Praza do Obradoiro. Si no dispones de mucho tiempo pero quieres una buena panorámica, es parada obligatoria.

A partir de la catedral solo se tarda una hora en subir, la pendiente es suave y la cumbre amplia.

Debajo de la cumbre está el Parque da Granxa do Xesto. Un lugar ideal para hacer picnic o comida al aire libre.

Monte do Viso 

Es similar al anterior. Pero se encuentra al otro lado de la ciudad, al este. Por lo que las vistas panorámicas desde arriba son similares, pero de forma invertida.

Es bastante difícil llegar porque está en el medio de la nada. Creo que eso es lo que le da encanto. Puedes ver las granjas familiares, algunas ya abanonadas.

El bosque es denso, una vez atravesado la cumbre solitaria te quita la respiración. No es uno de los montes más concurridos, pero si te permite encontrarte a ti mismo.

Monte do Gozo 

Este monte debe su nombre  porque en la Edad Media, cuando los peregrinos se dirigían hacia el oeste por el Camino de Santiago, el Monte do Gozo era el primer lugar donde podían vislumbrar el campanario y las torres de reloj de la catedral.

Simboliza que el final del camino está proximo. Por desgracia, los árboles altos y bloques de apartamentos modernos ocultan la vista de la iglesia hasta llegar a la Rúa de San Pedro.

Sin embargo, el Monte do Gozo sigue siendo un lugar muy significativo en Santiago, y desde este lugar el santuario de San Jaime está a sólo una hora a pie.

Pico Sacro

Esta montaña no está en Santiago, si no en Lestedo (Boqueixón). Pico Sacro es una montaña de 533 metros de altura con un pico cónico y nítido que es inconfundible cuando se ve desde Santiago.

Para llegar, simplemente hay que tomar u bus. Aunque hacer el camino hasta la cumbre a pie, es lo más recomendable. Tiene algunas formaciones rocosas interesantes e incluso una cueva oculta.

Negreira

Otra caminata que me gusta recomendar a mis amigos es sencillamente ir hacia el oeste desde la Praza do Obradoiro y seguir las flechas amarillas y las conchas que apuntan a Fisterra. Mientras que el Camino de Santiago termina oficialmente en la catedral, un Camino secundario de Fisterra continúa al oeste a la costa a lo que los antiguos creyeron era Finis Terre (el extremo del mundo).

Por supuesto, se tarda tres o cuatro días en llegar a Fisterra a pie, pero la etapa de 19 km a Negreira al final del primer día es de sólo cuatro horas de caminata recta. Al final se llega a ver una hermosa sección de bosques de eucaliptos gallegos y casas rurales.

Justo antes de llegar a Negreira está el Ponte Maceira. Un impresionante puente medieval que atraviesa el río Tambre.

El Pasatiempo

El Pasatiempo

Si vienes a Galicia quedarás maravillado por sus bosques, montañas y sus playas. Sin embargo Galicia tiene una maravilla que muy pocas personas fuera de la región conocen: “El Pasatiempo”. Recuerda viajar con la ayuda de MasCupon para ahorrar en tus compras.

El Pasatiempo es el padre de los parques temáticos. Es un parque temático del saber. Fue construido por los hermanos Juan y Jesús García Naveira, gallegos de nacimiento. Tras reunir una fortuna en América decidieron invertirla en su localidad natal, Betanzos.

Betanzos es un municipio situado en la provincia de La Coruña. Podemos encontrar este bonito pueblo a tan solo 23 kilómetros de La Coruña y es donde encontraremos esta maravilla. O al menos lo que queda de ella.

El Pasatiempo

El parque contaba con nada más y nada menos que 90.000 metros cuadrados, incluía laberintos, casas de espejos, multitud de estatuas. Además de jardines y estanques. Una obra faraónica hecha para ser disfrutada por todos nuestros sentidos.

Lamentablemente, tras la muerte de uno de sus creadores El Pasatiempo calló en el deterioro. Cientos de esculturas fueron vendidas o donadas. Fue utilizado como campo de tiro y vertedero provisiona. Un final poco digno para esta magnífica obra. Han podido sobrevivir al menos 8000 metros cuadrados que podemos etiquetar como parque.

Aún así conserva gran parte de su belleza. Las esculturas supervivientes son dignas de admirar. La fauna y la flora se abren paso ante ti, salen a  tu encuentro y nos recuerdan que en un tiempo pasado este fue el padre precusor de lo que ahora conocemos como  parques temáticos.

Por suerte, los ciudadanos se están movilizando para pedir más recursos y protección a este parque. Para que no desaparezca este parque que tiene tantísima historia a sus espaldas. El primer parque temático de Europa.